El castillo de Massa


Copyright© http://www.mariopegollo.it/


Federico Barbarossa dió este castillo a Obizzo Malaspina en 1164, justo antes de que estuviera ocupado por las tropas de Conradino (Rey de Sicilia y de Jerusalén, y Rey de los Romanos, opuesto a la alianza entre los Malaspina y el Imperio), y destruido por los habitantes de Lucca. Atraídos por su posición estratégica que permetía el control tanto de la costa como de tierra adentro, varios propietarios se sucedieron hasta que los marqueses Malaspina de Fosdinovo lo adquirieran en el siglo XV. Los marqueses de Massa, primeros propietarios, se establecieron allí en el siglo X para garantizar la seguridad del mar, luchando contra los piratas y los sarracenos que persiguieron hasta Córcega y Sardeña. En la época de Jacopo I, marqués de Fosdinovo, se realizaron importantes transformaciones y reordenaciones. Algunas generaciones después, Alberico y Ricciarda Malaspina finalizaron el embellecimiento de la residencia señorial. En 1557, Alberico I Cybo-Malaspina hizo edificar las murallas de la ciudad, así como las puertas de Salvatore, San Martino, Pasquino y Martana.