El castillo de Oramala


Copyright© http://www.mariopegollo.it/


El castillo de Oramala es de mucho interés histórico y artístico. La fortaleza de Oramala fue la primera residencia de los Malaspina, quienes establecieron allí uno de los marquesados más potentes de Italia del Norte. En 1167, Obizzo I Malaspina, quien escoltaba a Federico Barbarossa desde Pontremoli hasta Germania, hospedó al emperador en aquel castillo ubicado en los bosques del valle de Staffora, a 750 m de altura. Aquella época fue la del gran esplandor de los Malaspina, tanto por razón de sus hechos de armas como por sus actividades culturales. En efecto, esta potente y solitaria fortaleza de Oramala albergó a los trobadores provenzales más famosos de la época, así como a Dante Alighieri a principios del siglo XIV, poeta quien celebró a sus huespedes en el canto VIII del Purgatorio de su Divina Comedia. El castillo fue fortificado en 1474 por el marqués Niccolo Malaspina quien le dio su aspecto majestuoso. A lo largo de los siglos, el edificio fue usado como residencia secundaria por los marqueses, antes de ser abandonado tras la extinción de la rama y restaurado en el siglo XX por los actuales propietarios.