El castillo de Suvero


Copyright© http://www.mariopegollo.it/


Situado en el valle de Vara, antiguo feudo obertengo, Suvero fue sucesivamente  feudo de los Estensi, de la Abadía de Brugnato y de los señores de Vezzano, antes de volverse propiedad de los Malaspina de Villafranca en 1301. Reconstruido en el siglo XIV, tocó en 1535 a Rinaldo Malaspina después de la muerte de su padre Giovanni Spinetta. Rinaldo fue el primer marqués de este nuevo feudo independiente. Es su hijo, Torquato Malaspina, hombre culto, apreciado por sus vasallos, a quien se debe la transformación de la antigua fortaleza en un palacio renacentista, sin embargo conservando un aspecto macizo y una función defensiva. De plano trapezoidal, tres de sus esquinas se vieron reforzadas con torres macizas, dos de los cuales se derrumbaron tras el terremoto de 1920. Abandonado por el Malaspina en 1797 bajo la presión de las tropas de Napoleón, fue restaurado recientemente.