Los varios ramos de la familia Malaspina proceden de la casta de los Obertenghi, derivados de Oberto I, conde palatino en el siglo X, y marqués de la Marca oriental de Liguria. 

 

De los descendientes de Oberto nacieron varias Casas ; entre las más famosas se destacan los Pallavicini, Este, Brunswick y Hanovre y también los Massa, Gavi y Parodi. El apellido Malaspina apareció por primera vez en la historia en 1130, llevado por el marqués Alberto. 

 

« Pero quién, en Europa, desconoce su nombre ? La fama que celebra su Casa llevó el nombre de los Señores y el nombre de la comarca hasta los que nunca estuvieron allá. Y por el deseo que tengo de subir arriba, le juro que en su raza honrada se perpetua el brillo de la bolsa y de la espada »

 

Dante durante su encuentro con Corrado Malaspina, La Divina Comedia, El purgatorio, canto VIII.  


Los Malaspina, ilustre familia de Italia, feudataria del Sacro Impero y soberana de la Lunigiana por ocho siglos, tienen su origen en el siglo IX. Su gran ancestro fue Bonifacio I, llegado a Italia en 813 con Carlomagno de quien obtuvo el gobierno de Toscana, de donde extendió su influencia hasta  Liguria y Córcega. 

 

Su hijo Bonifacio II, también Marqués de Toscana, Conde de Lucca y Prefecto de Córcega se distinguió en el Mediterráneo tomando parte en varias expediciones contra los Moros en Córcega y Africa del Norte. Fue él quien fundó la ciudad de Bonifacio en 833. Su hijo Adalberto participó en las guerras italianas y encarceló el papa Juan VIII antes de reconciliarse con él. Este último lo nombró entonces administrador y defensor del patrimonio papal. En 884, Adalberto fundó el monasterio de San Caprasio de Aulla. Su hijo Adalberto II, dicho « El rico », se casó con Berta, hija de Lotario II de Lotaringia y bisnieta de Carlomagno. 

Muerto en 915, su cuerpo fue inhumado en la catedral de Lucca. Fue él quien decidió renunciar a la ley de sucesión bavaresa a favor de la ley lombarda. Le sucedió su hijo Guido, quien se casó con Marozie, amante del papa Sergio III de quien tuvo el futuro papa Juan XI. 

 

Con su marido, Marozie hizo encarcelar al papa Juan X y asesinar a su hermano. Ella simboliza el periodo turbio del papado nombrado “pornocracia”, durante el cual varios papas fueron cercanos o muñecas de esta mujer. Tras la muerte de Guido de Toscana, ella se casó con uno de sus cuñados, Ugo de Arles. Lamberto, el otro hermano de Guido, le sucedió como Marqués de Toscana y Conde de Lucca. El 13 de abril de 945 en Pavia, el Conde palatino Fanfranco nombró por sentencia a Oberto, descendiente de Lamberto, Duque de Spoleto, Marqués de Milano, Conde de Luni, y también Conde palatino, título más elevado de la época, reservado a los más fieles combatientes, que hacía de sus titularios los representantes de la autoridad imperial. El territorio de Oberto se extendía a toda la Lombardia, parte de la Suiza, la Emilia, parte del Piemonte, de Liguria y Toscana así como la Lunigiana. En 951, Oberto fue elevado a la dignidad de Señor de la Marca de Liguria Oriental y mandado por el papa cerca de Otón I para pedirle que liberara Italia del rey Berengario II. Otón I, primer emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, le otorgó entonces varios privilegios, entre los cual el de acuñar monedas. Oberto fue mandado después a Constantinopla para escoltar a Teofanía, sobrina del emperador de Oriente Juan I, hasta la catedral San Pedro para su matrimonio con Otón II en 972. De Oberto procedió la casta de los Obertenghi que se ilustró durante varios siglos cerca de numerosos soberanos y cuyos ramos, unos siglos más tarde, dieron origen a las Casa de Este, Massa – y Massa Corsica -, Parodi, Gavi, Pallavicino, Cavalcabo y de los príncipes de Brunswick y Hannover.    

 

Los dos hijos de Oberto, Adalberto I e Oberto II, administraron en condominio los condados de Luni, Genova y Tortona, poseyendo también derechos sobre Parma, Piacenza, Bobbio, Lavagna y Borgotaro. Adalberto tuvo dos hijos, entre los cuales uno, Oberto, dió origen a la dinastía de los Pallavicini, y el otro, Adalberto, a la de los marqueses de Gavi y Massa-Parodi. Oberto II, hijo de Oberto I y hermano de Adalberto I tubo cuatro hijos : Berta, quien se casó con Arduino, rey de Italia en 1002 ; Ugo que fue Conde de Milano ; Alberto Azzo cuyos descendientes fundaron las Casas de Este y Brunswick ; y por último Oberto Obizzo, que dió origen a la dinastía de los Malaspina. Junto con su hermano Alberto Azzo, Oberto Obizzo estuvo presente al coronamiento del emperador Henrique II en Roma, en febrero de 1014. 

 

 

Alberto, bisnieto de Oberto Obizzo, fue el primero en llevar el apellido Malaspina a mediados del siglo XII. Orador talentoso, también dotado de virtudes militarias, fue cercano del emperador a quien siguió durante su guerra contra los Sajones, antes de unirse al papa Pascal II. Probablemente se le debe la fundación del ermita de San Alberto di Butrio, cerca de Oramala, para agradecer a San Alberto por haber curado su hijo, nacido sordo-mudo. Dentro del ermita, un fresco recuerda la importancia de la familia Malaspina en la historia del sitio. Representa el castillo de Oramala, con el marqués Alberto arrodillado, identificado por su escudo de armas, haciendo una ofrenda a la Virgen y el Niño.  

Su hijo Obizzo I « El grande », fue uno de los primeros Malaspina en distinguirse por su valor y vigor en los campos de batalla. A principios del siglo XII, emprendió la conquista de amplios territorios en Lunigiana y más generalmente en el valle padano. Rico y potente señor al frente de un vasto feudo que se extendía en ambos lados de los montes apeninos en los valles de Trebbia y Staffora, en Liguria y Toscana, fue también un precursor de la lucha contra las generalidades italianas que se estaban emancipando en el siglo XII con el desarollo del comercio, de los intercambios, y de las ciudades mercantiles. Así que sus territorios se encontraban rodeados por ciudades como Genova, Piacenza y Tortona cuyas ambiciones sobre la Lunigiana amenazaban la existencia de su dominio. Oponiéndose a los genoveses así como a los obispos de Luni, obtuvo en 1113 para sus tierras una salida sobre el mar ocupando Porto Venere en la costa liguria. Integró después la Liga Lombarda de la cual se volvió uno de los jefes con fin de oponerse a los deseos hegemónicos del Emperador, prosiguiendo también su lucha contra Pisa, Lucca, Genova y Piacenza. En 1155, Obizzo organizó la resistencia de Tortona contra el Emperador Federico I Barbarosa. Este triunfó y destruyó la ciudad, pero impresionado por la calidades de Obizzo, se le ofreció combatir a su lado y el 29 de setiembre de 1164 en Pavia, le concedió, para él y sus hijos, la investidura de numerosos feudos que posedía en Lombardia, Piemonte, Liguria y Emilia.

 

Cuando en 1167 el Emperador, al regresar de Roma, se encontró bloqueado por los ejércitos de Pontremoli, Obizzo intervino para protegerle y abrir un paso a través de los Apeninos. 

 

Algunos años más tarde, Obizzo cambió nuevamente de partido, combatiendo al lado de la Liga Lombarda contra el Emperador de vuelta en Italia. En 1183, junto con los mayores señores de la época, partecipó en la Paz de Constancia que reconocía la libertad de las ciudades italianas y la soberanía imperial sobre éstas. Obizzo murió en 1185, dejando su inmenso dominio a sus hijos Obizzone y Moroello. Por un tiempo, éstos siguieron en la lucha y adquirieron feudos que habían pertenecido a la Casa de Este – una rama prima – así como una parte de la Sardeña, firmando una paz con Piacenza y otra, en 1202, con los obispos de Luni que reconocía sus posesiones en Lunigiana. El tercero hijo de Obizzo, Alberto, dicho « el Moro », se quedó en Lombardia, en el valle Staffora, en el castello de Oramala, llamado « el Nido de los halcones ». Cuando la paz con Piacenza en 1194, obtuvo el castillo de Grondola en Lunigiana. Se casó con Beatrice, hija de los potentes marqueses de Monferrato, cuya belleza fue celebrada por los trovadores de la época. Alberto, señor amado y amador de poesia, hospedó en su castillo a los más famosos trovadores occitanos de su tiempo que habían huido el sur de Francia.

 

En 1221, Corrado, hijo de Obizzone, e Obizzino, nieto de Moroello, compartieron el feudo paterno, dando origen a dos amplios dominios : Corrado obtuvo las tierras ubicadas en el margen derecho del río Magra en Lunigiana – así como Villafranca – y los territorios del valle Trebbia, conservando la armas familiares del Spino Secco. Estableció su capital en Mulazzo. Obizzino obtuvo las tierras en el margen izquierdo del Magra así como las del valle Staffora y se fijó en Filattiera, dando origen a la rama del Spino Fiorito. Tal reparto fue decidido el 28 de Agosto de 1221 en Piacenza.   

 

 

El Emperador Federico II aceptó el acuerdo, parándose en Lunigiana al regresar de Roma. Ciertamente, la investidura fue facilitada por el hecho de que Corrado se había casado con Constancia, la hija de Federico. 

 

Por las numerosas particiones entre los descendientes de ambos marqueses, consecuencia de la ley lombarda, se formaron muchos otros feudos. Desde 1266, los hijos de Constancia y Corrado dividieron el territorio del Spino Secco en cuatro dominios : Giovagallo, Mulazzo, Villafranca y Valle de Trebbia. En la época, del otro lado del río Magra, la rama prima – hijos de Obizzino – había dividido el dominio del Spino Fiorito en tres feudos : Olivola, Verrucola y Filattiera. 

 

Los feudos del Spino Secco

 

En 1221, el grande feudo de Corrado se ubicaba principalmente en el margen derecho del río Magra, con su capital en Mulazzo. Este feudo incluía también numerosos dominios tanto en los valles de Trebbia e Aveto como en Sardeña. En 1266, los cuatro hijos de Corrado decidieron dividir el inmenso feudo paterno. 

 

 

  • Fue Moroello el primer marqués al frente del inmenso feudo de Mulazzo.
    • Sus hijos Barnabo y Antonio se dividieron los dominios de los valles de Trebbia, Borbora e Aveto el día 30 de abril de 1390 en el castillo de Ottone. A pesar de las divisiones, todos los marqueses procedentes de las varias ramas que surgieron con el tiempo llevaron el título de marqués de Mulazzo.
      • Antonio, hijo de Barnabo, fue el primer marqués del feudo de Casanova que sus descendientes vendieron a los Doria en el siglo XVI. La rama se extinguió a principios del siglo XVII.
      • Giacomo, hijo de Barnabo, fue el primer marqués del feudo de Croce. Sus descendientes conservaron el feudo por más de un siglo antes de venderlo a Gianluigi Fieschi, Conde de Lavagna, en 1504
      • Moroello, hijo de Barnabo, fue el primer marqués del feudo de Fabbrica. En 1540, sus descendientes vendieron el feudo a Gianluigi Fieschi.
      • Giovanni, hijo de Barnabo, fue el primer marqués del feudo de Ottone. Después de su muerte, sus tres hijos compartieron el feudo.
        • Francesco heredó el feudo de Ottone tras la división hecha con su hermano Galeazzo en 1500. En el siglo XVI, sus descendientes vendieron el feudo a Gianluigi Fieschi.
        • Galeazzo, su hermano, fue el primer marqués de Orezzoli.
          • Su hijo Pietro le sucedió al frente del feudo de Orezzoli. En el siglo XVIII, la alianza de esta rama con los Della Chiesa dió origen a la rama de los Malaspina de Carbonara y Volpedo, aún existente.
          • Giovanni, segundo hijo de Galeazzo, fue el primer marqués de Frassi. En 1656, sus descendientes vendieron el feudo a los Doria.
    • Antonio, hermano de Barnabo y hijo de Moroello, marqués de Mulazzo, heredó el inmenso feudo de Lunigiana que nunca había sido compartido, así como los feudos de los valles de Borbera e Aveto. Sus nietos dividieron este feudo importante al fin del siglo XV.
      • Azzone obtuvo el feudo de Mulazzo que sus descendientes poseyeron hasta 1817. El feudo fue divido dos veces : al final del siglo XVI, Bonifazio recibió el feudo de Madrignano ; en la mitad del siglo XVI, Giovan Paolo obtuvo el feudo de Monterregio.
      • Antonio II, hermano de Azzone, llegó a primer marqués de Cariseto, Bolano y Godano. Fallecido en 1477, le sucedió su hijo Antonio III. Sin embargo, por haber apoyado al rey Luis XII de Francia durante las guerras de Italia, el Conde de Milano le quitó sus haciendas, las cuales fueron compradas por Gianluigi Fieschi, Conde de Lavagna, en 1540. Esta rama se extinguió en 1571.
      • Ghisello, último hijo de Antonio, fue el primer marqués de Santo Stefano d’Aveto. Fue también podestà de Milano. En 1471, sus dos hijos dividieron el feudo.
        • Francesco heredó el dominio de Santa Stefano d’Aveto. Apoyó también al rey de Francia durante las guerras de Italia. Gianluigi Fieschi asedió el castillo y Francesco le vendió el feudo en 1495. Sus descendientes se mantuvieron al frente del feudo de Godano y Bolano en Lunigiana hasta la extinción de la rama en el siglo XVII.
        • Pietro, primer marqués de los Edifizi, ciudadano de la ciudad de Piacenza, hizo edificar el castillo de Gambaro. Tras la derrota del rey de Francia que también había apoyado, restituyó el feudo y el castillo de Cariseto que había ocupado por un tiempo, y vendió lo que le correspondía del feudo de San Stefano a Gianluigi Fieschi en 1504. Esta rama se extinguió en 1624 con la muerte del último heredero, Pier Francesco, el cual se había distinguido en su juventud en la batalla de Lepanto (1571) antes de entrar al servicio de los duques de Parma quienes lo mandaron cerca de los emperadores Maximiliano, Rodolfo y Mathias, del Papa Clemente VIII y a la corte de los Savoia. Al fin de su vida, fue nombrado consejero de Estado.
  • Manfredi, hijo de Corrado el Antiguo, fue el primer marqués del feudo de Giovagallo. Esta rama se extinguió en el siglo XIV, el dominio tocando entonces a los marqueses de Mulazzo.
  • Federico, hijo de Corrado el Antiguo, fue el primer marqués de Villafranca. Varias divisiones dieron origen a numerosos feudos.
    • Tommaso I, hijo de Federico, fue el primer marqués Malaspina de Cremolino, en el Piemonte.
    • Opizzino, su hermano, heredó el marquesado de Villafranca.
      • En 1361, Azzone, hijo de Opizzino, heredó una parte del feudo de su padre y dió origen a la rama de los marqueses de Lusuolo.
        • En 1428, los nietos de Azzone dividieron el feudo de Lusuolo. Iacopo heredó el feudo de Lusuolo, Aulla, Bibola y Podenzana, mientras su hermano Opizzino dio origen a la nueva rama de los marqueses Malaspina de Tresana.
          • Dos generaciones más tarde, tras la muerto de Iacopo Ambrogio, una nueva división engendró dos ramas en 1506 : la de los Malaspina de Aulla y la de los Malaspina de Ponzano. Esta última se extinguió muy rapidamente y el feudo se vendió al Banco San Jorge en 1540.
      • Spinetta, otro hijo de Opizzino, se mantuvo al frente del feudo de Villafranca.
        • En 1469, Giovan Spinetta, descendiente de Spinetta, marqués de Villafranca, dividió el feudo con su hermano Tommaso. Éste estuvo al frente de Villafranca, mientras Giovan Spinetta fue el primer marqués de Monti. Tras su muerte en 1528, sus cinco hijos dividieron el dominio.
          • Moroello fue el nuevo marqués de Monti. Esta rama se extinguió en 1582 a la siguiente generación, con la muerte de Orazio quien se había distinguido en la carrera eclesiástica en calidad de nuncio apostólico en la corte del emperador Rodolfo y después en la del rey de Francia. Después de su muerte, el marqués Malaspina de Suvero heredó el dominio.
          • Fioramonte fue el primer marqués de Bastia. Tras su muerte en 1570, sus tres hijos procedieron en una nueva división.
            • Camillo estuvo al frente del feudo de Bastia.
            • Su hermano Giulio fue el primer marqués Malaspina de Ponte Bosio.
            • Fabrizio fue el primer marqués de Terrarossa. Fallecido sin herederos, el feudo fue entonces cedido a los marqueses de Filattiera.
          • Leonardo llegó a primer marqués de Podenzana.
          • Iacopo obtuvo el feudo de Licciana.
          • Rinaldo dió origen a la nueva rama de los Malaspina de Suvero.
        • Tommaso, hermano de Giovan Spinetta, se quedó al frente de Villafranca.
          • En 1561 sus descendientes efectuaron una nueva división que dió origen a la nueva rama de los Malaspina de Castevoli.
  • Por fin, tras la división de 1266, Alberto, cuarto hijo de Corrado el Antiguo, fallecido en 1298, se encontró al frente de un amplio feudo que incluía los bienes del margen izquierdo del río Trebbia, así como los de Sardeña en el valle Borbera. Muy rapidamente, Alberto vendió sus bienes toscanos a Moroello Malaspina, hijo de Manfredi de Giovagallo. Alberto se fijó entonces en el valle de Trebbia, en el castillo de Pregola.
    • Su hijo Corradino, dicho Spadalunga, se unió un tiempo con los Visconti, señores de Milano, quienes le nombraron capitán de las milicias. En 1302 se apoderó de Bobbio donde hizo construir su castillo. En 1342, los Visconti ocuparon los feudos de los Malaspina de Pregola, mientras Corradino perdió su castillo de Bobbio. Tras su muerte en 1347, dos hijos suyos dividieron el feudo.
      • Franceschino heredó los feudos de Prato y Pregola. Esta rama se extinguió tres generaciones más tarde y los feudos cayeron en las manos de los Spinola después del matrimonio de dos hermanos de esta familia con las dos hijas de Antonio, último marqués de la rama de los Malaspina de Prato.
      • Albertino llegó a marqués de Pregola. En 1453, dos generaciones después, sus nietos dividieron el feudo.
        • Adamo heredó los feudos de Pregola, Vezimo, Alpe y Artana. Tras su muerte en 1470, sus tres hijos dividieron el feudo.
          • Bernardo obtuvo Vezimo, que sus descendientes poseyeron hasta 1624, cuando el último heredero del linaje vendió el feudo a los Malaspina de Santa Margherita, sus más cercanos parientes políticos tras su matrimonio con Cecilia Malaspina de Santa Margherita.
          • Riccardo heredó el feudo de Alpe y Artana. Como para la rama de Vezimo, los últimos herederos vendieron el feudo a los marqueses Malaspina de Santa Margherita a mitades del siglo XVII.
          • Antonio fue el primer marqués de Pregola e Isola. Como para las ramas anteriores, los últimos marqueses de Isola vendieron su feudo a los Malaspina de Santa Margherita en el siglo XVII.
        • Corradino, el otro nieto de Albertino quien participó en la división de 1453, fue marqués de Pregola, Campi y Zerba. Se casó con Diamante Malaspina de Mulazzo de quien tuvo cinq hijos, entre los cuales tres le sucedieron y dividieron el feudo en 1480. Todos llevaron el título de marqués de Pregola. Una rama aún existe.
          • Riccardo llegó a marqués de Pregola, Zerba, Campi y Pei. A pesar de los esfuerzos para unirse con las otras ramas Malaspina con el fin de no perder o desmenuzar más el feudo, esta rama se extinguió en menos de dos siglos. A principios del siglo XVIII, las tres hijas de Federico, el último marqués, vendieron sus porciones del dominio a otras ramas Malaspina así como a los Centurione.
          • Azzo, segundo hijo de Corrado y de Diamante Malaspina heredó el castillo y el feudo de Pregola. Esta rama fue la más importante entre las que se originaron en el reparto de 1480. Sus descendientes administraron amplios feudos en los valles Staffora y Trebbia. Hicieron construir el palacio Malaspina de Pregola después de la destrucción del castillo en el siglo XVI, y compraron el palacio de los Tamburelli en la plaza mayor de Varzi que se convirtió en la residencia principal de los marqueses Malaspina de Pregola en el siglo XIX. Tras la extinción de la rama en los años 1920 con la muerte de los dos últimos herederos, el palacio se convirtió en sede de la alcaldía.
          • Moroello, último hijo de Corradino, heredó el feudo de Campi en el reparto de 1453. En la siguiente generación, sus hijos dividieron el feudo.
            • Corradino, casado con Eleonora Malaspina de Godiasco, llegó a marqués de Pregola, Campi y Zerba en 1520. Sus descendientes se establecieron en las ciudades cercanas de Tortona y Alessandria. En 1634, Anton Camillo vendió su porción del feudo a los Centurione, y su hermano Carlo Moroello, asesinado en 1659, murió sin heredero.
            • Nicola, hermano de Corradino, heredó el feudo de Zerba. Rapidamente, los descendientes vendieron sus derechos a los Centurione. Los últimos descendientes de esta rama desaparecieron en el siglo XIX.

 

Los feudos del Spino Fiorito

 

Cuando la división del 18 de abril de 1275, Alberto, hijo de Obizzino marqués de Filattiera, y sus sobrinos Francesco (hijo de Barnabo), Gabriele y Azzolino (hijo de Isnardo) obtuvieron los feudos del margen derecho del río Magra así como los de los valles Staffora y Curone. Se repartieron el inmenso feudo del Spino Fiorito que sus descendientes dividieron a lo largo de los siglos.   

  • Francesco, hijo de Barnabo y de María de Antioca recibió los feudos de Pizzocorno, Pozzolgroppo, Bagnaria, Nivione, Cantacapra y Pallavicino así como los bienes del Valle Curone y el feudo de Olivola que el ramo administró hasta su extinción en 1413. Pozzolgroppo y Pizzocorno tocaron al ramo de los descendientes de Alberto, y Nivione, Bagnaria, así como los bienes del Valle Curone a los descendientes de Isnardo.
  • Gabriele y Azzolino, hijos de Isnardo y de Cubitosa d’Este obtuvieron los feudos de Pietragavina, Casasco, Santa Margherita, Monteforte y Varzi.
  • Azzolino se quedó en el valle Staffora y fue vicario imperial en Milano en 1312, y después podestà de la misma ciudad en 1317. Sus hijos Obizzo y Federico aumentaron el feudo paterno con la integración Fabbrica en el valle Curone en 1349 y Gremiasco en 1358, pero el gran feudo fue dividido a la siguiente generación.
    • Federico fue el primer marqués de Varzi, Santa Margherita, Casanova, Lunassi y Bagnaria. En 1420, sus hijos dividieron el feudo
      • Antonio llegó a marqués de Lunassi. Sus descendientes se sucedieron hasta la extinción del ramo en 1601.
      • Cristoforo fue marqués de Santa Margherita. El último marqués del ramo fue Giuseppe, refugiado en Viena en 1796 tras la invasión de los ejércitos napoleonianos y donde murió en 1821.
      • Barnabo fue marqués de Casanova, Bagnaria y Varzi.
        • Le sucedió su hijo Francesco, cuyos hijos se compartieron el feudo.
          • Baldassare dió origen al ramo de Casanova que se extinguió también en el siglo XVII.
          • Giovanni dió origen al ramo de Varzi que se extinguió en 1648 con la muerte de Pietro Malaspina. Un ramo menor heredó el feudo y el dominio, pero se extinguió también con la muertes del marqués Mercurio Malaspina en 1884.
          • Barnabo dió origen al ramo de Bagnaria que desapareció en 1675 cuando Gian Antonio vendió sus derechos a los Malaspina de Santa Margherita.
    • Obizzo, el segundo hijo de Azzolino, fue el primer marqués de Fabbrica y Pietragavina. Dos generaciones más tarde, Azzo y Pietro se repartieron la heredad de Bonifacio. Pietro heredó los derechos sobre Fabbrica y Pietragavina mientras Azzo obtuvo las tierras de Gremiasco, llevando siempre el título de marqués de Fabbrica.
  • Gabriele se quedó en Lunigiana donde estuvo al frente del marquesado de Fivizzano después de la repartición con su hermano en 1275. A lo largo de los siglos, este feudo también fue divido varias veces. A la siguiente generación, los hijos de Gabiele, fallecido en 1288, se repartieron el domino
    • Isnardo fue el primer marqués Malaspina de Verrucola Bosi.
    • Azzolino fue el primer señor de Fosdinovo. Nuevamente, este feudo fue dividido por los cuatro hijos de Antonio Alberico tras la muerte de éste en 1445
      • Iacopo fue el primer marqués de Massa, Carrara, Avenza y Moneta.
        • A la siguiente generación, Alberico II, hijo de Iacopo fallecido en 1481, le sucedió al frente del feudo de Massa.
        • Francesco, segundo hijo de Iacopo, llegó a marqués de Sannazzaro.
      • Gabriele heredó el feudo de Fosdinovo, dividido por sus hijos a la siguiente generación : Lorenzo heredó Fosdinovo, mientras su hermano llegó a marqués de Olivola.
      • Lazzaro obtuvo el feudo de Castel dell’Aquila y de Gragnola después de la muerte de Galeotto, marqués de Castel dell’Aquila, sin heredero.
      • Por fin, Spinetta, último hijo de Gabriele, heredó sus feudos en la región de Verona.
  • Alberto heredó Filettiera y Oramala, capitales de las tierras del Spino Fiorito. Alberto tuvo un hijo de Fiesca Fieschi, sobrina del papa Adriano V : Niccolo, dicho el « Marchesotto », quien fue vicario del rey de Anjou y podestà de Pavia entre 1308 y 1314. Niccolo tuvo cinco hijos quienes dividieron el feudo tras su muerte en 1339.
    • Antonio heredó los feudos de Bagnone, Montefalcone y Valverde. A los fines del siglo XV, este ramo vendió el dominio de Bagnone a la República de Florencia.
    • Bernabo obtuvo los feudos de Malgrate, Pozzolgroppo, Fortunago y Oramal, importante feudo que fue dividido después varias veces a lo largo de los siglos.
      • Tras la división del feudo entre los nietos de Bernabo a mitades del siglo XV, uno de ellos, Azzo,  llegó a primer marqués Malaspina de Sagliano.
      • En 1561, hubo una nueva división entre los hijos de Ercole, marqués de Godiasco, Fortunago y Oramala, el hermano de Azzo.
        • Pier Francesco fue el primer marqués de Pozzolgroppo.
        • El feudo de Oramala apareció también en 1561, y su primer marqués fue Filippo, otro hijo de Ercole.
      • Por fin, el feudo de Malgrate se constituyó también en 1561, el primer marqués del cual fue Giuseppe, hermano de Ercole.
      • Riccardino, hijo de Opizzino y de Taddea Malaspina de Fosdinovo, conservó los feudos de Filattiera y Cella.
      • Franceschino fue el primer marqués del feudo de Castiglione del Terziere y de Casasco.
      • Giovanni, dicho « Beretta », fue el primer marqués de Treschietto y de Piumesana.
        • Sus nietos, hijos del marqués Federico dicho « el Alemán », procedieron a la división del feudo. Giovanni conservó Treschietto y Godiasco, mientras Dondazio, casado con Maria Malaspina de Lusuolo, llegó a marqués del nuevo feudo de Corlaga.