OBIZZO MALASPINA ( + 1185)


Hijo del marqués Alberto, quien fue el primero en llevar el nombre Malaspina, Obizzo se destacó en el siglo XII por su participación en muchas batallas y su relación con el emperador Federico Barbarossa.

 

Inicialmente rival del emperador, Obizzo había apoyado los municipios lombardos en su lucha por la independencia a cambio de una salida al Mediterráneo. Junto a la Liga Lombarda, participó en varias batallas, una de ellas la de Tortona en 1155, donde resistió con valentía al emperador. En 1164, sin embargo, cambió de bando y se acercó a Federico, quien le investió  muchos feudos en Lunigiana, Emilia, Lombardía y Piemonte. Mientras que,  regresando de Roma, el emperador estuvo bloqueado por los municipios italianos en Lunigiana, Obizzo le ayudó y acompañó a través de los valles de Aveto, Trebbia y Staffora, hospedándole un tiempo en el castillo de Oramala.

Unos años más tarde, Obizzo se acercó nuevamente a los municipios lombardas y participó en la Batalla de Legnano contra el emperador en 1175, luego en la Paz de Constanza en 1183, que celebró la victoria final de los Municipios y el reconocimiento de sus poderes soberanos y libertades en los asuntos municipales. Obizzo murió en 1185, dejando tres hijos: Obizzo y Moroello, cuyos descendientes dividieron el inmenso dominio unas décadas más tarde, y Alberto quien se hizo famoso en las artes, especialmente la poesía.